Entérate

Trump expulsará migrantes con políticas militarizadas.

Con infromación de Proceso.

“Necesitamos políticas militarizadas para acabar con los traficantes de drogas, los pandilleros y la inmigración indocumentada”, sentenció el mandatario estadunidense.

Sin dar más detalles de sus ideas de militarizar el combate al trasiego, distribución y venta de drogas en Estados Unidos, Trump insistió en que entre los criminales que se dedican a la venta ilegal de estupefacientes se cuenta a los inmigrantes indocumentados.

Esta es la primera ocasión en la que Trump utiliza la palabra “militarización”, para hablar de sus estrategias de combate al narcotráfico y la migración.

La semana pasada, antes de que se dieran a conocer las nuevas directrices en materia migratoria por parte del Departamento de Seguridad Fronteriza, la agencia de noticias Associated Press (AP) publicó un despacho en el cual, citando el borrador de un documento oficial, aseguró que el gobierno de Trump valoraba la posibilidad de utilizar a unos 100 mil elementos de las Guardia Nacional para fortalecer la vigilancia la frontera con México.

AP indicó que los elementos de la Guardia Nacional serían utilizados para operaciones migratorias y para contener el tráfico ilegal de drogas que entran a Estados Unidos por México.

Sean Spicer, el vocero de la Casa Blanca, desmintió de inmediato al despacho de AP y aseguró que el borrador del documento oficial era 100% falso.

En las nuevas directrices que firmó este martes el general John Kelly, secretario de Seguridad Interior, para ubicar, detener y deportar a los inmigrantes indocumentados de manera expedita, no se incluyeron las tácticas militares a las que ahora hizo referencia del presidente de los Estados Unidos.

“Como nunca antes vamos a acabar con el problema del tráfico de drogas –en Estados Unidos-”, subrayó Trump durante el encuentro con los representantes de la industria manufacturera.

El consumo de drogas en Estados Unidos en especial de heroína, se incrementó en un 150% en los últimos tres años, de acuerdo a las últimas estadísticas oficiales del Departamento de Justicia bajo la presidencia de Barack Obama.

Hasta el momento, el recién iniciado gobierno de Trump no ha dado a conocer una estrategia para contener la demanda y consumo de drogas en la sociedad estadunidense.

Trump se ha limitado a señalar que con la construcción de un muro en la frontera con México, y ahora con estrategias militarizadas, su gobierno solucionará el problema del tráfico, distribución y venta de enervantes.



100%x250