Nacional

México debe reformar su sistema de pensiones: FMI.

Con información de La Jornada.

Debido al incremento en el gasto de pensiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a las autoridades mexicanas realizar una reforma para establecer un sistema que incluya una mezcla de beneficios definidos con aportaciones definidas en las que se tomen los recursos que actualmente tienen los trabajadores en la subcuenta de vivienda del Infonavit y sea administrada por entidades financieras privadas.

En su informe anual, elaborado bajo el artículo cuarto de sus estatutos constitutivos, en los que cada año el FMI hace una evaluación de cada país miembro, el organismo financiero internacional advirtió que ante el envejecimiento de la población las presiones de las finanzas públicas se mantendrá hasta el 2040 para posteriormente ir disminuyendo paulatinamente.

El FMI recomendó a las autoridades mexicanas considerar incrementar las ingresos fiscales en el mediano plazo para evitar reducir excesivamente el gasto en capital, así como elevar las contribuciones a las pensiones bajo el sistema de cuotas definidas (Afores) lo que puede ayudar a asegurar una adecuada tasa de remplazo y disminuir las presiones sobre el gasto social en el futuro.

Consideró que el envejecimiento de la población ejercerá una presión fiscal adicional en el largo plazo por lo que el cambio en curso de un sistema de beneficios definidos (IMSS e ISSSTE) a uno de contribuciones definidas (Afores) reducirá las obligaciones fiscales en el largo plazo.

Sin embargo en el perdido de transición el déficit fiscal por pensiones se incrementará hasta alrededor del 2040 antes de empezar a disminuir gradualmente. El gasto en salud ejercerá una presión adicional en el presupuesto en el largo plazo en la medida en que aumenta la población de mayor edad.

Explicó que el cambio a un sistema de contribución definida (Afores) reduciría los costos fiscales en el largo plazo pero durante la transición el gasto público en pensiones seguirá creciendo hasta 2040 dados los cambios demográficos.

Este gasto se incrementará en un punto porcentual del PIB durante los siguientes cinco años. Además, las tasas de remplazo de los dos sistemas de pensiones difieren significativamente. Estas tasas son de entre 80 y 100 por ciento para aquellos que estén bajo beneficios definidos (IMSS e ISSSTE) pero se espera que sean del 30 por ciento en el sistema de contribuciones definidas (Afores).

El FMI afirmó que las aportaciones deben de ser incrementadas para aumentar las tasas esperadas de remplazo. La baja cobertura y baja tasa de remplazo esperada incrementarán las presiones sobre el gasto social.

Lo anterior está ocurriendo actualmente en Chile donde las bajas contribuciones al programa de contribuciones definidas han generado inadecuadas tasas de reemplazo y el gobierno chileno está proponiendo incrementar las aportaciones de 10 a 15 por ciento del salario.

Para México las opciones de reforma incluyen incrementar los porcentajes de aportación lo cuál puede reducir el déficit en el sistema de beneficios definidos y mejorar las tasas de reemplazo en los sistemas de contribuciones definidas (Afores), aunque tales incrementos deberían de ser puestos en práctica cuidadosamente para prevenir la eliminación de empleos formales.

El FMI aseguró que las tasas de reemplazo también pueden ser mejoradas trasladando los ahorros del fondo de vivienda (subcuenta de vivienda del Infonavit ) hacia los fondos privados de pensiones que tienen una alta tasa de retorno.

Para reducir inequidades, dijo, en las tasas de reemplazo el sistema de beneficios definidos (IMSS e ISSSTE) debe de ser cerrado para todas las futuras acumulaciones de derechos respetando solo los derechos adquiridos y dejando al resto de las personas con una mezcla de pensiones de beneficios y contribuciones definidos.

Señaló que las autoridades mexicanas estuvieron de acuerdo en que este tema de las pensiones es un asunto importante de largo plazo y que es deseable incrementar las tasas de reemplazo al mismo tiempo que actuar de manera cuidadosa para evitar la destrucción de empleos formales.

Las autoridades sugirieron como una opción reforzar la integración entre las contribuciones obligatorias al Infonavit y el sistema de pensiones, lo cual puede incrementar los retornos sobre las ganancias de los fondos de ahorro.

Por otro lado, en el informe, el equipo del FMI, sugirió que con los actuales precios bajos de la energía se presenta una oportunidad para eliminar los subsidios generalizados en la electricidad cuyo costo se estima en un cuarto de punto del PIB. Por ello, recomendó que los hogares de bajo ingreso pueden ser compensados a través de transferencias de efectivo bien focalizados.

Las autoridades mexicanas advirtieron que la reestructuración en curso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) permitirá una medición más precisa de los subsidios y dará la posibilidad de otorgarlos de manera focalizada.



100%x250