Nacional

Peña y Trump hablan por teléfono.

Con información de Debate.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, conversaron por teléfono durante una hora este viernes en medio de disputa por muro fronterizo.

Dos funcionarios del gobierno de Trump confirmaron la conversación telefónica. Y una fuente de la presidencia de México confirmaron a Reuters la llamada.

Más temprano, Trump dijo en un tuit que México "se ha aprovechado de EU por demasiado tiempo".

La llamada se dio un día después de que se cancelara una reunión que tenían programada para el próximo 31 de enero por el polémico muro.

La mañana del jueves, Trump tuiteó que si México no quería pagar por el muro sería mejor que no se reunieran y minutos después Peña Nieto anunció que no asistiría a Washington.

La historia se agudizó cuando el vocero de Trump, Sean Spicer, afirmó que el presidente buscaría un impuesto a las exportaciones mexicanas para pagar el muro.

El Gobierno mexicano asegura que no pagará dicho muro, una de las grandes promesas de Trump.

Por la noche, el secretario de Relaciones Exteriores dijo que en caso de concretarse dicho impuesto el muro lo terminarían pagando los consumidores estadounidenses.
El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró esta mañana que "México ha tomado ventaja de Estados Unidos por mucho tiempo", pero que la situación en la frontera debe cambiar "¡ahora!".
Las declaraciones de Trump se dieron esta mañana en Twitter, la red social que más utiliza el mandatario.
Ayer, Peña y Trump tuvieron un día ríspido que inició desde muy temrpano con la declaración del presidente de EU en la que decía que si "México no está dispuesto a pagar el muro, entonces será mejor cancelar la próxima reunión”.

Un par de horas después, Peña Nieto respondió que cancelaba el encuentro.
Trump volvió a la carga más tarde durante una reunión con legisladores republicanos en Filadelfia. “A menos que México trate a Estados Unidos justamente, con respeto, tal reunión sería inútil y quiero tomar otra ruta. No tengo opción”, dijo, y agregó que la cancelación del encuentro fue de “mutuo acuerdo” con el Jefe del Ejecutivo mexicano.
La tensión subió de nuevo cuando el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump buscaría imponer un arancel de 20% a las importaciones mexicanas para financiar el muro, aunque más tarde matizó y dijo que era sólo “un ejemplo de las opciones que hay” para que México pague la valla.
Además, esta mañana Trump agregó que "la gente quiere protección y los muros protegen". Incluso, el mandatario norteamericano puso como ejemplo a Israel.
"Todo lo que tienen que hacer es preguntarle a Israel", dijo Trump, luego de que ayer el presidente de México, Enrique Peña Nieto, canceló la visita que ambos sostendrían a fin de mes.
Las declaraciones de Trump se dan en medio de la orden ejecutiva que firmó el mandatario estadounidense para levantar el muro en la frontera con México.
El gobierno de Donald Trump podría empezar a construir el muro por su cuenta, ya que una ley del año 2000 permite levantar una valla de hasta 700 millas (1,126 kilómetros, de los que más de mil ya están construidos).

Con ese mismo dinero se pueden hacer muchas cosas, entre ellas:
-Financiar la Agencia de Protección Ambiental por casi dos años.
- Comprar unos 150 aviones de combate F-35.
- Financiar por seis meses estudios médicos en los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés).
- Financiar las operaciones militares en Irak y Afganistán por tres meses.
- Financiar por ocho meses al Servicio de Rentas Internas.
- Pagar los intereses sobre la deuda nacional por tres semanas.
- Dar asistencia alimenticia a 45 millones de habitantes por aproximadamente dos meses.
Es hijo de migrantes
La retórica antiinmigrante fue uno de los bastiones sobre los cuales Donald Trump construyó su campaña presidencial. En sus discursos, dirigidos sobre todo a quienes provienen de Latinoamérica y de países como India y Vietnam, los acusa de "asesinos" y de "robarles el trabajo" a los ciudadanos de Estados Unidos.
Trump nunca se ha referido a inmigrantes de países europeos, tal vez porque su suerte económica actualmente es diferente, pero lo cierto es que él mismo es hijo de la inmigración: su madre Mary Anne MacLeod llegó a Nueva York proveniente de Escocia en 1930, y durante 4 años debió trabajar cuidando niños para sobrevivir.

Estados Unidos de América es históricamente el epicentro de la inmigración. Desde la Revolución Industrial en el siglo XIX hasta nuestros días, el “sueño americano” ha sido el imán de ricos y pobres de todo el mundo que cruzan océanos y fronteras para llegar al país donde todos los sueños se cumplen.





100%x250